Game in Life

Game in Life

This is fucking dangerous - Flashback con Amira
Ambientación
I. Jamás cooperarás con otras razas.
II. No intentarás comunicarte con el exterior.
III. Vivirás en este mundo y no en el exterior.
IV. Rompe una de las reglas, y un conocido de allá afuera muere.

En la oscuridad de tu inconsciencia, después de la explosión de una bomba en el evento al que acudiste, susurros te trajeron de vuelta a la vida.

El extraño evento a puertas abiertas del colegio Fallgate debería haber sido la primera advertencia.

Era casi el final del año escolar y todos estaban invitados, alumnos, profesores, todos los habitantes de Grendelshire. La magnitud del evento hasta había llegado a oídos de Londres.

Todos podían entrar sin invitación ni pagar por boletos. Excepto los menores de ocho años, una estipulación que debería haber sido la segunda bandera roja.

Aunque todo estaba cubierto de nieve, el cálido sol invitaba a recorrer el decorado colegio. Tiendas de comida, competencias, juegos, eventos, música, foros de debate, tantas cosas sucediendo al unísono que fue imposible para cualquiera darse cuenta de la farsa.

Lo único que escuchaste fue la explosión proveniente del medio del terreno antes de que tus tímpanos retumbaran a tal frecuencia que los subsiguientes gritos de terror y agonía se convirtieran en silencio. El gas azul que lentamente nubló tu vista claramente tenía la misma procedencia. Sentiste como te ahorcaba, quemaba, ahogaba bajo el agua, como si tragaras arena o ácido; todo dependía de tus peores miedos mientras perdías el conocimiento.

Después de despertarte con las reglas del juego, aquella voz ronroneó tus opciones, tu nuevo futuro. Debías elegir una raza antes de poder despertar.

¿Vienes a jugar con nosotros?
¿Sobrevivirás el Juego?
Navegación
Registros
On-Rol
Últimos Temas
Administración
Sabías que...¿Cuando mueres vas directo al cementerio de los alrededores?
Sabías que...¿Eres irreconocible en tu forma de raza?
Sabías que...¿Si abres temas libres en ciertos lugares quizás los responda un canon?
Sabías que...¿Para cruzar la neblina debes cumplir ciertas condiciones?
Sabías que...¿Cada templo tiene un secreto?
Awards
Trama Global
Búsqueda de CanonsSi quieres ayudarnos a lanzar la primera trama global, revisa ese tema.
Afiliados Hermanos Little Fears Directorios Créditos
Primero que nada, gracias a Emme, quién ha transformado el foro en esta maravilla, con una skin preciosa, widgets y perfiles. Además de que la gran mayoría de las tablas que usamos pertenecen a ella. Agradecemos infinitamente su paciencia con nosotros y a sus hermosas creaciones.

Por otra parte, quiero agradecer a nuestros usuarios y administradores. Todo aquel que se interesó en este proyecto y pone su granito de arena para mantenerlo vivo. Porque nosotros no seríamos nada sin ustedes. Y la administración, que a pesar de todo, siempre está ahí para todos nosotros, y se lanza con mis ideas locas y hacen que salga bien.

Atte. Persephone Hansen
Afiliados Élite CREAR FORO bton 40x40 El secreto de Gambrinus
¡Próximamente!

Discord

This is fucking dangerous - Flashback con Amira

Ir abajo

This is fucking dangerous - Flashback con AmiraThis is fucking dangerous - Flashback con Amira
CitarEditarBorrarIP del Autor
THERE IS
NO OTHER WAY
Con: Amira Kaiser.
Tipo: Flashback.
Lugar: Londres.
Año 2016.
Mes: Marzo.
Hora: 00:51.
This is fucking dangerous
Era una noche más de tantas ya pasadas; visitando un bar, caminando por las calles, o solo un restaurante, casi siempre podrías encontrar a Alice rondando en la oscuridad, fumando un cigarro o dos para calmar la inseguridad. Llevaba tiempo con la misma rutina, poco más de un año intentando escapar de la monotonía, sin darse cuenta que él mismo estaba creando una nuevo habito que varias veces por semana repetía.
Hombres o mujeres, el sexo ya no le importaba cuando su mente se desconectaba, quien sea que se le presentara era una nueva oportunidad para entablar una charla. Sin importar su orientación, en más de una ocasión se llevó a una mujer a la cama, envuelta en halagos y promesas solo para terminar siendo otra más de sus presas. No era por maldad, solo aburrimiento y realmente ya no importaba con que se justificaba, después de todo, aquello ya era solo un juego, no solo para él, sino para cualquiera que se interesara, pues nadie era estúpido y todos sabían en qué clase de juego se mezclaban.



Era solo una noche más que pasaba, caminando en calma hacia el primer bar de Londres que se le presentara, siendo apenas la tercera o cuarta vez en que allí estaba luego de mucho tiempo, después de todo, no le agradaba demasiado asistir seguido a los establecimientos, pues ser reconocido muchas veces era un fastidio, peor aún si llegaba a ser alguno de tantos con los que se ha acostado. Una o dos copas le eran suficiente, apenas una pequeña espera y algún extraño se le acercaba a hablar, después de todo, Alice fue bendecido con una apariencia física realmente hermosa y si esa noche la suerte no estaba de su lado, se encargaría de que lo estuviera.

Era un hombre coqueto, lo bastante apuesto y encantador para engañar a quien sea, pues esa sonrisa amable que poseía era lo suficientemente buena para que cualquiera confiara rápidamente en él.

Ya estaba pasando demasiado tiempo, más de media hora en soledad sin nadie con quien hablar. Lo estaba irritando por lo cual decidio él mismo buscar a quien hacer compañía, encontrándose rápidamente con una nueva chica Habría sido su presa si no fuera porque la conocía y no era nadie más que una de las alumnas en la escuela donde trabajaba. No era la sorpresa más grata pero no quiso molestar por lo que paso completamente de ella solo para encontrarse a pocos pasos a una dama que no estaba acompañada. Podría seguir su noche tranquilo pero la presencia de Amira en ese lugar lo incomodaba, más por una cuestión de querer asegurar de que en todo momento estuviera a salvo.

Hizo su mejor esfuerzo por mantener la compostura en todo momento, no abandonar la charla con aquella mujer y gradualmente subir el tono de cada una de sus palabras, era reciproco por lo que no podría decir que alguno lo estaba pasando mal, aun así, una espina le estaba incomodando en su espalda, una espina llamada “Amira”. Sabiendo que esa chica estaba justo a su espalda haciendo que sabe que, era una sensación que lo dejaba tenso. Para Alice cada uno de los alumnos de esa escuela eran como hijos para él, Amira por supuesto que no estaba fuera de ese amor a pesar de lo fuerte que llegaba a ser ocasionalmente su humor, eso no importaba, la protegería del mismo modo que al resto aun si lo pateaban.



Se mantuvo tan atento como le fue posible en cada mirada, pero en su última inspección dejo de verla en la mesa donde antes se encontraba, por lo cual estaba más que claro que la preocupación rápidamente se le hizo notar. Frente a su acompañante intento disimular, fingiendo buscar a un mesero cuando en realidad trataba de distinguirla entre la multitud, viéndola por última vez en la puerta de salida del bar.

Trato como pudo de convencer a su acompañante para que lo siguiera con el pretexto de buscar un lugar más tranquilo, pues no sería nada extraño teniendo en cuanto el alto de la música y los gritos de las demás personas.
Suerte tuvo de salir rápido del local, pudiendo ver a unos cuantos metros de lejanía a Amira. Obviamente fue en la misma dirección, manteniendo la distancia y una agradable charla con la mujer a su lado. No era capaz de dejarla sola ahora que la había visto, su conciencia no le permitiría estar en paz si no se aseguraba de que estaría a salvo.

code by
EMME


Alice Belmont
Edad : 32 años
Nivel :
  • 1

Rompe Regla I :
  • Si

Raza : Dragon
Mensajes : 7
XP : 13
Fecha de inscripción : 17/10/2021
Neutral
Neutral
Ver perfil de usuario https://gameinlife.variousforum.com/t651-alice-belmont-id-quieres-probar-el-beso-de-la-muerte-en-construccion#3974 http://www.hojadepersonaje.com http://www.cronologia.com
Re: This is fucking dangerous - Flashback con AmiraRe: This is fucking dangerous - Flashback con Amira
CitarEditarBorrarIP del Autor
I Gor This Under ControlI Don't Need a Savior, I'll Save Myself

Amira suspiró pesadamente. ¿Qué estaba haciendo? Algo que hacía desde que tenía memoria. Devolvió todo el alcohol que había consumido durante la noche dentro del retrete del bar al que se había escabullido. No había nadie ahí para recoger su cabello, no desde que Katie se había mudado. “¿Estás bien ahí dentro?” Escuchó a alguien preguntar, una buena samaritana que seguro creía que la hermosa chica había bebido demasiado. “Todo bien.” Contestó en un tono amigable.

Lo hacía tan a menudo que ya no necesitaba llevar sus dedos a su garganta ni nada por el estilo. Quizás no podía controlar lo que sus padres decidían por ella. Quizás no podía comer lo que ella quería, ni vestir como ella quisiera. Quizás no podía pasar sus fines de semana haciendo exactamente lo que se le diera la gana. Quizás no podía lograr que su novio la amara o prestase atención en absoluto.

Lo que sí podía controlar era aquello. Podía vomitar cuando ella quisiera, y nadie nunca lo sabría. Era uno de sus pequeños secretos, una pequeña rebeldía contra lo que era el resto de su vida. Junto con sus salidas los fines de semana. Sin importar lo que hacía, nunca dejaba de sentirse como una muñeca de porcelana. Todos podían jugar con ella, usarla como se les diera la gana, y en el intertanto se suponía que debía quedarse sentada y verse bonita.

¿Qué había cenado? Algo que el chef de la mansión Kaiser había cocinado. Odiaba todo eso, no podía ni pronunciar la mitad de las cosas que comía en casa. No lo recordó hasta que salió por su boca y desparramó dentro del inodoro. “Ah, cierto.” Murmuró, sin ninguna inflexión específica. Era algo mecánico ya, parte de su rutina. Algunos días, era la parte de su día que mejor le hacía sentir. ¿Qué decía eso de ella? Seguro que era una malcriada vanidosa que no merecía compasión de parte de nadie.

Amira se incorporó, jalando la cadena, abriendo la puerta del baño con su cadera. Enjuagó su boca, lavó sus manos, se miró al espejo.Pero evitó, como siempre, mirarse a sí misma a los ojos. Extrajo de su cartera un chicle de menta tan fuerte que sus ojos se llenaron de lágrimas, antes de volver a pintar sus labios de rosa suave.

Todo en orden. Por dentro hace años que estaba a punto de explotar, todo era un caos horrendo. Pero por fuera nadie nunca le había visto siquiera empezar a resquebrajarse. Amira dejó un último suspiro que enfrió su boca y labios con menta que aclaró su cabeza, y volvió a salir, dirigiéndose a la barra.

Quizás de las razones por las que salía sola, además de rebelarse contra las reglas estrictas pero no reforzadas de sus padres, era la cantidad de atención que recibía. Nada importaba demasiado mientras hubiesen varios pares de ojos sobre ella, envidiosos, deseosos, llenos de celos, o admiración, le daba absolutamente igual, mientras estuviesen ahí. No podía evitarlo, había sido criada de esa manera, hecha para llamar la atención y luego mantenerla, Amira no era más que una pintura que sus padres podían acarrear y restregar en la cara del resto de la élite Inglesa.

¿Qué dirían si la vieran vestida así? ¿En un bar de mala muerte como ese? Se les matara a ambos de un infarto no sería suficientemente satisfactorio. Amira acomodó la minifalda roja antes de sentarse en la barra, habiendo arrastrado varios ojos consigo en la caminata desde el baño hacia donde estaba.

Encendió un cigarro y osó mirar de vuelta a los babosos, uno por uno, con una sonrisa picarona. Entrecerró los ojos ligeramente al posarlos en un hombre particularmente guapo, creyó reconocerlo, pero luego pasó de él sin pensarlo demasiado.

De seguro no discernió que se trataba del enfermero de Fallgate debido a que no le hacía sentido en el contexto. ¿Cuales eran las probabilidades de que alguien de aquella isla, de su mismo colegio estuviese exactamente ahí esa noche? Casi nulas, por lo que ni se le pasó por la cabeza.

“Del hombre en aquella mesa.” El chico que atendía la barra le entregó un trago de color azul y hedor a frutas y azúcar. Amira sacudió la cabeza ligeramente, con una sonrisa pequeña, alzando el vaso hacia el hombre que se encontraba en la mesa que le habían apuntado.


Quizás dos o tres horas más tarde, Amira había tenido suficiente de aquel lugar. Había bebido bastante, por lo que se levantó con un poco de dificultad, tambaleándose hacia la salida. Se hizo camino hacia la estación de trenes.

Estaba demasiado ebria como para darse cuenta que Alice le había seguido de vuelta. No lo notó subiéndose al tren con destino Grendelshire. El camino se le hizo absolutamente eterno, como siempre, aunque no podían ser más de treinta minutos. El tiempo parecía distenderse cuando se subía en ese tren en la noche, como si el tiempo ahí pasara quinientas veces más lento. Alice se había sentado en un vagón lo suficientemente lejos como para que Amira creyese que estaba sola en aquel tren.

Por un momento sintió una mano cerrarse alrededor de su garganta, tuvo que pelear por su próximo aliento, como si fuese el comienzo de un ataque de angustia. Amira gimoteó suavemente, llevando una mano a su cuello y negando con la cabeza suavemente, intentando calmarse, sacar aquella idea de su cabeza, no era más que estrés acumulado.
El tren se detuvo justo en el momento en que Amira creyó ya no poder aguantar estar ahí dentro un segundo más. Salió lo más rápido que sus piernas le permitieron. Ya faltaba poco para llegar a su destino, pero se sentía demasiado agobiada. Tuvo que prender un cigarro fuera de la estación, necesitaba calmarse. Dejó que quemara sus pulmones varios segundos, alentando su respiración, dejando de lado lo que fuera que le estaba sucediendo para poder llegar a casa tranquila.

“¿Estás apurada?” Escuchó el gruñido y se le encogió el corazón. La voz era de un extraño que no prometía nada bueno, llena de deseo y violencia.  Quiso correr.

Llevó una mano instintivamente a su cuello. “N-No-” ¿Quién era el hombre que le había tomado de la cintura y brazo con fuerza? Sentía tanto pánico que no pudo ni siquiera gritarse a sí misma que debía hacer algo dentro de su cabeza.

La respuesta y reacción de la chica fue recibida con furia de parte del hombre ebrio. Había despertado del canto de la sirena antes de tiempo, y había visto su forma verdadera, ya no tenía cómo devolver el tiempo. “¡¿Estás jugando conmigo?!” El cuerpo de Amira logró descongelarse lo suficiente como para que sus piernas comenzaran a temblar. Nada más. Cerró los ojos con fuerza, derramando un par de lágrimas. Quizás era lo que merecía en realidad. Quizás por eso no podía moverse para hacer un intento de zafarse o defenderse. Sin importar dónde buscara, no podía encontrar su instinto de supervivencia.

El hombre apretó el brazo de la chica con fuerza, lanzándola al piso de un tirón y empujón. Sintió disparos de dolor desde su brazo, espalda y cabeza, en el movimiento brusco su nuca había rebotado contra el concreto de la acera, revolviendo el lío que ya había dentro de su cerebro. No hizo más que crujir de dolor y llevar una mano al brazo que había apretado, sin esconder una mueca de dolor horrendo. Dentro de toda la confusión, eso era lo único que era completamente real, por lo que Amira cerró su mano sobre lo que dolía, generando más de lo mismo en un intento de centrarse que fue mayoritariamente en vano. No había nadie ahí para rescatarle de la situación peligrosa en la que ella se había puesto por su propia incompetencia y debilidad.


Hora
3 AM

Lugar
Calles de Grendelshire

Clima
Parcialmente nublado

Con
Alice Belmont

code by EMME




The QueenLook damn good in a dress, zipping up the mess
Nobody's feeling sorry for ya
Amira Kaiser
Inventario : This is fucking dangerous - Flashback con Amira 320?cb=20141109110940Látigo con púas y electricidad
Edad : 18
Nivel :
  • 7

Rompe Regla I :
  • No

Raza : Shape Shifter
Mensajes : 77
XP : 468
Fecha de inscripción : 03/01/2019
Localización : En el Infierno. Bienvenidos.

Hoja de Personaje
Vida:
This is fucking dangerous - Flashback con Amira Left_bar_bleue300/300This is fucking dangerous - Flashback con Amira Empty_bar_bleue  (300/300)
Habilidades:
HabilidadesDescripciónDescripciónDañoDañoDefensaDefensa
Habilidad 1Habilidad 1
Habilidad 2Habilidad 2
Habilidad 3Habilidad 3
Debilidad 1Debilidad 1
Debilidad 2Debilidad 2
Debilidad 3Debilidad 3
Manada Canon
Manada Canon
Ver perfil de usuario https://gameinlife.variousforum.com/t582-you-call-me-a-bitch-like-it-s-a-bad-thing-amira-id https://gameinlife.variousforum.com/t633-everybody-loves-me-cause-im-two-faced-extras-amira-construccion https://gameinlife.variousforum.com/t403-i-m-gonna-be-your-bubblegum-btch-crono-amira#

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.